¿QUÉ SON?

Un decantador es un equipo destinado a retener las materias pesadas (arenas, gravilla, barros, etc.) que arrastran las aguas sucias, antes de su paso por un separador de hidrocarburos.

FUNCIONAMIENTO

Un decantador - desarenador funciona por gravedad. Las aguas sucias entran en el equipo donde se disminuye drásticamente la velocidad del agua. Las materias pesadas en suspensión en el agua decantan y se acumulan en el fondo del equipo. Las aguas libres de materias pesadas salen del equipo, preparadas para ser admitidas en el separador de hidrocarburos.

¿POR QUÉ?

Es obligatoria la instalación de un decantador antes de un separador de hidrocarburos; este decantador puede estar incorporado en el mismo equipo o en un equipo independiente. En caso de lavado de vehículos mediante túnel automático, el volumen mínimo del decantador ha de ser de 5 m3.

Es necesario también en la mayor parte de los casos, antes de un separador de grasas.

Deben instalarse unos conductos de ventilación a la entrada de los equipos.

¿DÓNDE?

Es imprescindible colocar un decantador - desarenador en estaciones de servicio, desguaces, talleres mecánicos, parkings, garajes, áreas de lavado de vehículos, áreas de servicio, etc.

Normativa: UNE EN858 y UNE EN1825