Separadores de grasas

¿Qué son?

Los Separadores de Grasas, son equipos diseñados y concebidos para separar las grasas y aceites de origen animal y vegetal que contienen las aguas residuales domésticas.

¿Por qué?

La instalación de un Separador de Grasas evita problemas en los procesos de depuración, participa de forma importante en la eliminación de olores y en el mantenimiento de las conducciones.

¿Cuándo?

Si una Estación Depuradora se ubica a una distancia superior a 10 m. de la vivienda o establecimiento que genera las aguas residuales, el prever un Separador de Grasas es del todo recomendable, evitando con ello los problemas de solidificación de las grasas en las tuberías de conducción.

La instalación de un Separador de Grasas es viable siempre que exista una red de saneamiento independiente, debe instalarse siempre en el punto más cercano dónde se generan estas grasas.

En viviendas unifamiliares, colectividades e industrias (urbanizaciones, restaurantes, campings, áreas de servicio, colegios, hoteles, fábricas alimentarias en particular de embutidos y salazones, platos preparados, etc...) es imprescindible colocar un separador de grasas, debido a que la proporción de aguas de la cocina respecto al total es muy elevada, especialmente cuando hay un sistema de depuración biológico a continuación.

Normativa: UNE EN 1825